Cómo elegir el fequillo

Isabel Bedia

Cómo elegir el fequillo

El flequillo es un elemento muy importante en nuestro cabello, determina mucho nuestra imagen y estilo. Por ello, os vamos a explicar en este artículo cómo elegir el flequillo adecuado,porque en ocasiones nos asusta cortarlo o cambiar la forma del que llevamos.

El flequillo nos acompaña a lo largo de toda nuestra historia, proviene de la palabra “fleco” que hace referencia a “ porción de cabello recortado que a manera de fleco se deja caer sobre la frente“, también  a los componentes de hilado y confección en una serie de hilos que cuelgan al final de determinados accesorios textiles.

Si nos remontamos a la prehistoria ya podemos verlos, existen herramientas de piedras cortantes que utilizaban, entre otras cosas,  para cortar y retirarse el cabello de la cara. Eran técnicas de peluquería que les permitía un manejo corporal más cómodo.

En el Antiguo Egipto el desarrollo de la estética y peluquería tomo gran relevancia porque se consideraba un elemento  social y religioso, los flequillo eran de corte recto tanto en hombre como mujer, debido a la practicidad del corte y según la clase social eran decorados con joyas y adornos. El avance en la herrería permitió elementos más sofisticados como la navaja. El flequillo de Cleopatra ha compartido muchas de las modas de nuestra historia y seguirá presente muchos años más.

Esteli de flequillo de Cleopatra

El flequillo va cambiando de forma y textura a lo largo de los demás siglos, por ejemplo el siglo XVIII  y  XIX  se llevaban mucho los cabellos ondulados con tirabuzones y el flequillo también aparece así.

flequillo ondulados en siglos XVII y XIX

Los años que siguen en la historia desde el siglo XX nos van dejando nuevos nombres de flequillo que varían en forma, longitud e imagen. La verdad, es que es una locura de términos que en ocasiones son imposible de pronunciar y de memorizar para el peluquero, como el  flequillo baby bangs,  barrido o side-swept bangs,  blinding bangs,  choppy, mall bangs, etc . 

Al final lo más importante, no es el nombre o incluso la moda. Nosotras pensamos que los más importante,  es personalizar el flequillo a la hora de cortarlo teniendo en cuenta el gusto de la persona, por lo que quiere apostar en su imagen y  los siguientes características del cabello y de la cara:

Tipo del cabello de la persona, si su textura es rizada, ondulada, con tendencia a encresparse o lisa. Este punto influye mucho en la forma de cortar el flequillo y en el mantenimiento en casa, no olvidemos que cada día tendrá que dar forma a su flequillo y debemos facilitar siempre las cosas!

La cantidad de cabello, densidad y espesor. Cuando elegimos un tipo de flequillo debemos tener también cuenta esto y si realmente la persona tiene las características en su cabello del flequillo que queremos conseguir.

Su fisionomía, el flequillo es una herramienta muy poderosa para equilibrar nuestro rostro. Cuando trabajamos y estudiamos la elaboración de un buen flequillo contribuimos en la armonía equilibrando las siguientes partes:

La frente , ante una frente pequeña y una demasiado grande con entradas,  al cortar flequillo hay una armonía asegurada en el rostro. Al no estar descubierta la frente, no vemos su tamaño ni la desproporción con el resto de las demás partes que forman el rostro.

mabel con flequillo

Los pómulos, con el flequillo también equilibramos nuestros pómulos tanto si están muy marcados por delgadez como si tienen mucho volumen.

Flequillo para frente grande y pomulos voluminosos

Sienes, cuando una persona tiene el parietal hundido y marcado crea una desproporción en el rostro, cortando un flequillo podemos equilibrar y disimular estas diferencias.

En definitiva, el flequillo es adecuado para todas las personas siempre y cuando se realice un estudio del rostro, cabello, gustos y necesidades. Como hemos visto en este artículo ayuda a dar armonía a nuestro rostro y encontrarnos más favorecidos. También puede ser un incordio sino tenemos en cuenta todo lo que hemos comentado!!

El flequillo nos ayuda a tener una imagen más cuidada,  nos podemos incluso ver hasta mejor peinadas. Por ejemplo, imaginaros esos días que no tenéis tiempo, lleváis el pelo un poco desatre…os estáis viendo?, una coleta con un flequillo queda súper estilosa y váis arregladas. El flequillo lo podéis lavar en un segundo o utilizar champú en seco y listar para salir!

También nos puede ayudar a disimular las canas, al dirigir todo el cabello hacia delante podemos cubrir nuestras entradas y nuestra raíz natural llenas de canas. Con este truco podemos alargar más nuestro color e ir presentables durante más tiempo. En personas con muchas canas es un gran alivio porque sino para ir bien cada quince días tendrían que poner su color.

Si tenéis el flequillo un poco rebelde o con un remolino y no os aclaráis bien con el secador, os vamos acontar el ultimo truco para llevarlo bien. Después de lavar el cabello aplicaros espuma en vuestro flequillo y peinarlo totalmente pegado, como si os hubiera lamido una vaca. Dejarlo secar al aire hasta que quede duro , con el apresto de la espuma y cepillarlo para soltarlo, os quedará liso, trabajado, pulido y con la dirección deseada. Es muy importante, como en todo, la Paciencia y no tocarlo hasta que termine el proceso.

Para nosotras en nuestra peluquería en Alicante el flequillo es muy importante, en cada corte asesoramos a la persona para llevarlo bien en su día a día y hasta el siguiente corte tenemos un mantenimiento gratuito de corte de flequillo. Este servicio es fundamental, porque cada mes tu cabello no necesita retocar su corte pero tú flequillo sí!. 

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado y si te gusta el artículo nos encanta que lo compartas con tus amig@s! :)

 

Categorías: Consejos

Comparte el artítulo: